HISTORIA

El Nahuel Huapi es el más antiguo de los Parques Nacionales argentinos.

En 1903, el Dr. Moreno donó tres leguas cuadradas (7000 ha) para “mantener su fisionomía natural y que las obras que se realicen sólo sean aquellas que faciliten comodidades para la vida del visitante”, y vendió el resto de la tierra para solventar una serie de comedores para indigentes.

Este Parque fue creado por el gobierno argentino en 1934, sobre la base de la donación de 3 leguas cuadradas (7000 ha) que realizó Francisco Pascasio Moreno con este fin. Abarca 717 261 ha, en una franja de unos 60 km de ancho por unos 170 km de norte a sur, recostada sobre la cordillera de los Andes. El parque Nahuel Huapi es internacionalmente famoso por su atractiva geografía en la que se destacan el lago Nahuel Huapi, y el cerro Tronador que son complementados por un variado conjunto de montañas, valles, más de 60 lagos y lagunas, y un sin número de arroyos. El parque, ubicado entre las altitudes de 700 msnm y 3400 msnm, se destaca por sus ecosistemas representativos de los Andes patagónicos, habitando en él más de un millar de especies botánicas superiores, y unas 300 especies de animales vertebrados. Los mismos se distribuyen en cuatro ambientes: el Alto Andino, el Bosque Andino Patagónico, el Bosque Húmedo y la Estepa Patagónica.

La zona ocupada por el parque fue recorrida y visitada en varias oportunidades por el Dr. Francisco Pascasio Moreno, que de hecho el 22 de enero de 1876 fue el primer hombre blanco que llegó a las orillas del lago Nahuel Huapi desde el Océano Atlántico. El Dr. Moreno fue un miembro distinguido y muy activo de la Comisión de Límites, que trabajó para resolver la demarcación de la frontera entre Argentina y Chile. En reconocimiento a su labor el gobierno argentino le concedió mediante la ley 4192 una extensión de 25 leguas de tierras fiscales en un punto de su elección en la Patagonia.

El Dr. Moreno eligió tierras que se ubicaban en lo que hoy es la zona del parque nacional.

EL CHE GUEVARA

En 1952, el joven estudiante de Medicina rosarino Ernesto Guevara de la Serna llegó en una ruidosa y vetusta moto Norton 500, apodada “La Poderosa”, con su amigo Alberto Granado. Venían de Buenos Aires, en plan de recorrer la Patagonia argentina, cruzar a Chile y llegar por tierra hasta Caracas (Venezuela), para regresar a la capital argentina.

Ernesto, siete años después convertido en el Che Guevara, comandante de la Revolución Cubana acompañando al líder Fidel Castro, se emocionó al “dejar suelo argentino”. “Cargar la moto en la Modesta Victoria no era tarea fácil pero con paciencia se llevó a cabo. Y bajarla también fue difícil por cierto. (…) Unos kilómetros de camino, tres o cuatro a lo sumo, y otra vez agua (…) navegamos un rato para llegar finalmente a la Aduana, y luego al puesto chileno del otro lado de la cordillera”, relató el Che.

THEODORE ROOSEVELT

En 1913, cuatro años después de culminar sus ocho años como presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, apasionado naturalista y explorador, realizó una expedición por Sudamérica, que lo trajo a Puerto Blest.

Ingresó desde Puerto Varas, Chile, donde los esperaba Moreno y otros delegados del gobierno nacional, enviados a proteger al notable visitante. Así, navegó los lagos Llanquihue, de Todos los Santos y Frías, los que conectó con por cabalgatas intermedias hasta Puerto Blest.

Luego abordó al vapor Cóndor para ir a Bariloche, a donde llegó exhausto y dolorido. Sin embargo, los relatos de los diarios de época consignaron que Roosevelt hizo el paso de buen humor, canturreando, y conversando con algunos pobladores de origen inglés que encontraba a su paso.

GALERIA DE FOTOS